miércoles, 6 de julio de 2011

stay



Qué rápido que ocurre todo. Hace unos instantes aún eras mío, aún había algo que me hacía creer en un atisbo de luz al que aferrarme. Antes de darme cuenta te he perdido, peor, te han robado. Llegará el día en el que recapacites y pienses en lo que has perdido, puede que me quede esperándote aunque probablemente ya no esté ahí y los dos seguiremos nuestros caminos. Sin embargo, si te das prisa, aún estás a tiempo de cumplir el destino que tenemos marcado, tú y yo juntos, eso dice la vida, aún estás a tiempo de sentir lo que es sentir. Encontré a una persona perdida y me perdí junto a ella, en cambio ahora ha encontrado la felicidad que anhelaba y se ha llevado parte de la mía consigo y, como si con eso no hubiera tenido suficiente, se llevó de paso mi vida. Hay que aceptar las cosas como vienenhay que afrontar la realidad y odiar la vida. No te he alcanzado, jamás dejarás de ser un recuerdo lejano o un futuro imposible. Las cosas están mal aquí dentro, muchos sueños e ilusiones han muerto, han sido demasiados desencuentros. Quiero pensar que todavía puede ser, por favor, no me dejes, quédate, déjame un día más en el paraíso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario